Existen una serie de concursos públicos cuyo procedimiento se denomina “negociado“, unas veces con la coletilla “con publicidad” y otras “sin publicidad”. Estos concursos, debido a algunas características (sobretodo al presupuesto o al tipo de trabajo que solicitan), no suelen ser publicados en ningún Boletin Oficial ni perfil de contratante, aunque sí lo son las adjudicaciones de los mismos.

Para poder participar debemos ser invitados por la entidad adjudicadora, hecho que dificulta enormemente a las empresas que no conocen estos tipos de concursos entrar en el juego.

¿Y cómo consigo que inviten a mi empresa a participar en los concursos públicos negociados (con o sin publicidad)?
La respuesta es sencilla: dándonos de alta en los registros de empresas licitadoras.

Cuando una administración quiere invitar a empresas (generalmente se invita a entre 3 y 5 a presentar su oferta), debe elegirlas de entre las que figuran en el registro bien de su propia entidad, bien del estamento público al que pertenece (una empresa pública dependiente de un ministerio, por ejemplo, si no dispone de su propio registro irá a buscar al ROLECE; en cambio, una entidad dependiente de un gobierno regional accederá al registro de su comunidad autónoma, por ejemplo el RELI en Cataluña).<br>

Páginas: 1 2

Seo