Tal y como explicamos en el glosario, los códigos CPV son un sistema de clasificación de los sectores de la economía válidos a nivel Europeo. Teóricamente permiten identificar cualquier tipo de actividad económica usando un código numérico de hasta 9 cifras.

Veamos su funcionamiento.

Los primeros dígitos indican el tipo de sector.

Por ejemplo, todos los CPVs que empiezan con los dígitos 03 se refieren a productos de agricultura, ramadería, pesca, silvicultura y productos afines. Así, el 03111200-4 se refiere a cacahuetes, mientras que el 03451000-6  se refiere a plantas.

Cada grupo se va clasificando en subgrupos, hasta llegar a códigos específicos de productos en concreto.

Por ejemplo, el código 091 se refiere a combustibles, el 0911 a combustibles sólidos, y el 09111100-1 a carbón, 09111200-2 a antracita, etc. Mientras que el 0912 se refiere a combustibles gaseosos, y en consecuencia el 09122100 es para el gas propano.

Y así se van subclasificando un sinfín de categorías económicas según se trate de suministros, obras o servicios y que, como decía al principio de la entrada, teóricamente deberían permitir codificar cualquier actividad.  En éste enlace podéis ver el listado completo de códigos CPV.

Pero éste sistema tiene varios inconvenientes: se trata de una lista cerrada, y si bien es cierto que se actualiza cada cierto tiempo, no permite la flexibilidad necesaria como para incorporar rápidamente nuevas categorías empresariales que van surgiendo, sobretodo las relacionadas con la actividad tecnológica, que avanza a grandes pasos (por ejemplo, el listado no dispone de ningún código específico para productos de eficiencia energética tipo LED, entre otros casos).

Otro problema de éste tipo de clasificación está relacionado con la pregunta de quién lo usa.

Según nuestra experiencia buscando licitaciones, hemos podido comprobar que su uso es muy irregular entre las entidades públicas y poderes adjudicadores. Si bien es cierto que la Unión Europea obliga a usar dichos códigos cuando se publica un anuncio en el Boletín Oficial de la Unión Europea (TED), eso no necesariamente significa que la persona que cuelgue el anuncio en el diario tenga el tiempo necesario y/o el conocimiento para ponerse a buscar qué código define mejor la actividad del concurso, o si hay algún subcódigo que pueda ser más preciso, o incluso si existe un código para el producto/servicio u obra que está solicitando. En el BOE publicar la clasificación CPV no es un criterio obligatorio, por lo que observamos que un porcentaje reducido de los anuncios contiene dicha clasificación. En términos generales, de los anuncios recogidos por Licitaciones.es durante 2011 en España, un 56% no tenían asignado ningún código CPV.

Podemos decir, sin temor a equivocarnos, que hay algunas entidades públicas más afines a usar dicho sistema que otras, y eso se detecta fácilmente al comprobar  los códigos usados por una misma entidad en los distintos concursos.

En algunos casos vemos claramente que se ha realizado un minucioso trabajo de búsqueda, facilitando en la publicación del anuncio cada uno de los códigos CPV a que hace referencia el Concurso Público, por ejemplo:

http://www.licitaciones.es/ausschreibungen/index~id~e3779b76-79ad-102f-9118-001f29e7574e~TableSort_SortName~veroeffentlichungsdatum~TableSort_direction~1~SEITE~1.htm

donde vemos los códigos 15800000, 15112000, 15900000, 15110000, 15131130, 15221000, 15300000, 15500000, 15200000, 15811100, 15111000, 15113000, 15115100, 15131120, 15896000, 15250000, que hacen referencia a cada uno de los lotes de los que consta el anuncio y de los productos solicitados en ellos.

Tenemos otros casos en que se facilita un código genérico:

http://www.licitaciones.es/ausschreibungen/index~id~999bd79c-9465-102f-9118-001f29e7574e~TableSort_SortName~veroeffentlichungsdatum~TableSort_direction~1~SEITE~1.htm

en éste anuncio se usa el código 32000000, que hace referencia a Suministros de Equipos de radio, televisión, comunicaciones y telecomunicaciones y equipos conexos. Pero vemos que en el anuncio hay 2 errores de publicación. Primero, se trata de un servicio de homologación de equipamientos TDT, y no de un contrato de suministros como se ha publicado, y en segundo lugar no existe en el listado de códigos CPV ninguna entrada que hable sobre servicios de homologación, por lo que el código usado puede llevar a confusión. Yo personalmente hubiera usado el código 50340000-0 Servicios de reparación y mantenimiento de equipos audiovisual y óptico, que aunque tampoco define exactamente el concepto de la licitación, por lo menos sí resulta un poco menos confuso.

En otros casos no se facilita absolutamente ningún código:

http://www.licitaciones.es/ausschreibungen/index~id~18f1aa90-9492-102f-9118-001f29e7574e~TableSort_SortName~veroeffentlichungsdatum~TableSort_direction~1~SEITE~2.htm

Éste anuncio ha sido publicado en el Perfil de Contratante del Gobierno de Aragón.

Y por último tenemos anuncios con códigos completamente erróneos, como el siguiente caso:

http://www.licitaciones.es/ausschreibungen/index~id~a1b23e9e-9465-102f-9118-001f29e7574e~TableSort_SortName~veroeffentlichungsdatum~TableSort_direction~1~SEITE~1.htm

donde se ha usado el código 15412200 Grasas vegetales, cuando el objeto del contrato es el Suministro de biodiésel puro o mezclado (que tiene su propio CPV: 09134230-8 Biodiésel).

 

Por lo tanto, vemos que los códigos CPV resultan una idea fantástica si siempre se pudieran aplicar correctamente, o si todas las personas que publican los anuncios dispusieran de suficiente tiempo y formación como para revisar atentamente los datos que detallan en cada anuncio. Pero por desgracia diariamente nos encontramos todo tipo de resultados extraños que obligan a ser muy cautelosos en la utilización de dichos códigos cuando se trata de buscar anuncios de Concursos Públicos que nos puedan interesar. Así que ya saben, si encuentran algún buscador que solamente les permita realizar búsqueda por códigos CPV, no deben fiarse de los resultados que obtengan, faltarán muchos anuncios y otros serán totalmente incorrectos.

2 Responses to “Cómo encontrar Concursos Públicos usando códigos CPV”

  1. Marta dice:

    Buenas tardes,

    Después de haberme leído el articulo entiendo que la búsqueda por CPV no es efectiva,si no funcionan los CPV ¿cual es el mejor sistema de búsqueda?

    Un saludo

    Saludos Cordiales,

    • Antoni Miret dice:

      Hola Marta,

      en realidad no me atrevo a decir que haya un ‘mejor sistema de búsqueda’ como le llamas, puesto que como indico en el blog, los CPV serían ideales si se usaran siempre bien, pero dadas las limitaciones de las que disponemos, en mi opinión ‘lo menos malo’ es un sistema combinado que use los CPV y palabras clave, aunque también sería posible hacer una clasificación manual de cada concurso. Creo que cada sistema tiene sus pros y sus contras, por ejemplo una clasificación manual requerirá mucho trabajo de personas, y de lo que solemos tener menos es tiempo (además de que resulta muy caro). Por otro lado la búsqueda por palabras clave puede funcionar bien, pero requiere un aprendizaje amplio para descubrir qué términos usan las distintas administraciones para cada tipología de concurso, por lo tanto tampoco es simple de utilizar. En http://www.licitaciones.es hemos optado por un sistema combinado de CPV y palabras clave, que aún sabiendo que no es ideal, sí nos permite trabajar con infinidad de concursos de una forma muy automatizada, y por lo tanto facilita mucho el trabajo.

      Mi recomendación es que pruebes los distintos sistemas de búsqueda que los buscadores de licitaciones ofrecemos, y que a partir de ahí decidas con cuál te sientes más comoda y cuál te hace llegar más anuncios ajustados a tus intereses. al final ésa es la clave para poder participar en la Contratación Pública, conocer las oportunidades que tienes :)

      Un saludo, y muchas gracias por tu interés!

Deja una respuesta



Seo