Existen una serie de concursos públicos cuyo procedimiento se denomina “negociado“, unas veces con la coletilla “con publicidad” y otras “sin publicidad”. Estos concursos, debido a algunas características (sobretodo al presupuesto o al tipo de trabajo que solicitan), no suelen ser publicados en ningún Boletin Oficial ni perfil de contratante, aunque sí lo son las adjudicaciones de los mismos.

Para poder participar debemos ser invitados por la entidad adjudicadora, hecho que dificulta enormemente a las empresas que no conocen estos tipos de concursos entrar en el juego.

¿Y cómo consigo que inviten a mi empresa a participar en los concursos públicos negociados (con o sin publicidad)?
La respuesta es sencilla: dándonos de alta en los registros de empresas licitadoras.

Cuando una administración quiere invitar a empresas (generalmente se invita a entre 3 y 5 a presentar su oferta), debe elegirlas de entre las que figuran en el registro bien de su propia entidad, bien del estamento público al que pertenece (una empresa pública dependiente de un ministerio, por ejemplo, si no dispone de su propio registro irá a buscar al ROLECE; en cambio, una entidad dependiente de un gobierno regional accederá al registro de su comunidad autónoma, por ejemplo el RELI en Cataluña).<br>

Páginas: 1 2

2 Responses to “Cómo conseguir que nos inviten a participar en concursos públicos (negociados)”

  1. Aitor dice:

    Hola,

    es muy dificil que te inviten a un procedimiento negociado, y mas, si es sin publicidad.
    Si fuera con publicidad, te podrías enterar a través del Perfil del Contratante del organo que licita el concurso.

    Por norma general, los Ayuntamientos invitan siempre a las mismas empresas, que suelen ser 3. Estos no suelen mirar en ningún registro de empresas, no lo necesitan, dado que ya tienen listado de empresas que alguna vez han trabajado.

    Este tipo de contratos debería estar regulado de otra manera, ya que facilita a las administraciones a poder adjudicar “a dedo” la gran mayoria de contratos. Normalmente, funcionan asi:

    1º. Solicitan presupuesto a una empresa. Que es la se encarga de preparar, al menos, el presupuesto.
    2º. Piden a esta empresa que facilite otras 2 empresas para hacer el total de 3 que pide la norma.
    3º. En la mayoria de los procedimientos, se adjudica a la 1ª empresa.

    • Antoni Miret dice:

      Hola Aitor,

      ante todo, muchas gracias por tu aportación.

      Si bien conocemos de casos como el que describes (sobretodo en obras), por suerte no son la norma. Desde nuestra experiencia en licitaciones.es, tenemos clientes que han sido invitados después de haberse dado de alta en registros de empresas licitadoras y que han ganado concursos. Eso sí, nadie les ha regalado nada, y han tenido que hacer una labor comercial importante para explicar a la entidad adjudicadora que más les interesaba (o varias) cuál es su forma de trabajar, sus principales ventajas y los precios que ofrecen. Una de las formas que nos ha comentado algún cliente que le ha funcionado para darse a conocer ha sido ajustar su márgen lo máximo posible en las primeras ofertas, de forma que le han tenido en consideración y así “ha entrado en el juego”.

      Por otro lado, si realmente detectas que hay un concurso adjudicado “a dedo” mediante procedimiento negociado que no debería serlo (tanto si el procedimiento negociado crees que no debería serlo como si la adjudicación te parece que es “a dedo”) te animo a que presentes un recurso, pues es la herramienta que la propia Ley pone a nuestra disposición en casos así (aunque personalmente estoy de acuerdo contigo en que hay formas más eficientes y eficaces de resolver esta clase de contratos o necesidades).

      Un saludo!

Deja una respuesta



Seo