A continuación podemos ver un gráfico de la evolución de las licitaciones de seguros tomando como fuente de datos de  www.contrataciondelestado.es en los últimos cinco años.

Evolución de las licitaciones de seguros en los últimos cinco años

Evolución de las licitaciones de seguros en los últimos cinco años

Además de que es uno de los pocos contratos de licitaciones que tiene un crecimiento “positivo” en este periodo. Tiene un papel importante la nueva ley de contratos a partir de 2.011 donde tiene un mayor peso el uso de la plataforma de contratación del estado por parte de las administraciones públicas.

El objeto de este tipo de contratos va desde responsabilidad civil patronal o de daños propios de los ayuntamientos o administraciones, como las responsabilidad profesional del personal que trabaja para la administración. También están dentro los seguros de vehículos e incluso seguros de vida, de accidentes y planes de pensiones de los empleados públicos.

Respecto a las licitaciones de seguros hemos de advertir que hay diferentes partes que interviene, tal y como se da en el cliente privado existe la figura del tomador, en ese caso la administración pública. La aseguradora y el mediador. La figura de este ultimo puede ir ligada a la compañía como agente exclusivo o como corredor. Estos últimos también puede salir a licitación.

Está claro que aún quedan muchos contratos de licitaciones (un número en España hay más de 8.000 municipios) además de comunidades autónomas, diputaciones y empresas. Es por lo tanto necesario la contratación de servicios de licitaciones que garantizan estar al tanto de todas las oportunidades comerciales que se nos presenten y en un plazo razonable para tener toda la documentación. En este caso de  la empresa que a presentarse al concurso bien la aseguradora o si es un contrato de mediación el propio corredor.

Finalmente no cabe descartar todos los aspectos técnicos y legales que puedan presentarse por eso conviene estar asesorado en todo momento.

 

Tagged with:
 

Gestión de servicios de bares, restaurantes y cafeterías:

Como comentaba Ernesto en la anterior entrada, existe una tipología de concursos públicos en los que la administración en lugar de comprar obras, suministros o servicios, vende la gestión de servicios. En esta entrada quiero hacer especial hincapié en la gestión de Bares, Restaurantes y Cafeterías de titularidad pública, puesto que ahora que se acerca la época estival esta tipología de licitaciones está muy activa.

El funcionamiento de éstos concursos es el siguiente:

La administración posee (o gestiona) un espacio público (pabellón deportivo, piscina municipal, centros de día, centros cívicos o culturales, playas, mercados, escuelas e institutos de estudios, etc.) en los que se ubica un restaurante, cafetería, bar o chiringuito, que ya dispone de un cierto equipamiento (varía mucho de un caso a otro). La administración licita su gestión a cambio de un importe mínimo por temporada, generalmente a pagar de forma mensual, y las empresas o personas interesadas hacen una oferta al alza (en lugar de disminuir el precio del servicio ofertado como es habitual en los concursos públicos, los participantes hacen una oferta al alza del importe que pagarán en concepto de canon de explotación). Aunque generalmente el canon a pagar tendrá el mayor peso en la elección del adjudicatario, la realización de mejoras en la oferta (por ejemplo mejorando el equipamiento disponible – para entendernos, comprando más neveras, o cualquier otro equipo necesario) o la disminución de las listas de precios de los productos ofertados también suelen afectar a la decisión de la mesa de contratación.

Páginas: 1 2

Una de las modalidades de concurso son los de arrendamiento comercial. En este caso, se invierten los papeles tradicionales: la administración pública se convierte en el perceptor de dinero y la empresa privada es quien paga, en lugar del habitual modelo donde la administración es el cliente. Este tipo de concursos es para negocios tan diversos como aquellos que corresponden a concesiones de superficie como a la cesión de un servicio. Ejemplos de este tipo de licitaciones  pueden ser la instalación de kioskos de vending o la apertura de un bar en un espacio público.

Continue reading »

Existen una serie de concursos públicos cuyo procedimiento se denomina “negociado“, unas veces con la coletilla “con publicidad” y otras “sin publicidad”. Estos concursos, debido a algunas características (sobretodo al presupuesto o al tipo de trabajo que solicitan), no suelen ser publicados en ningún Boletin Oficial ni perfil de contratante, aunque sí lo son las adjudicaciones de los mismos.

Para poder participar debemos ser invitados por la entidad adjudicadora, hecho que dificulta enormemente a las empresas que no conocen estos tipos de concursos entrar en el juego.

¿Y cómo consigo que inviten a mi empresa a participar en los concursos públicos negociados (con o sin publicidad)?
La respuesta es sencilla: dándonos de alta en los registros de empresas licitadoras.

Cuando una administración quiere invitar a empresas (generalmente se invita a entre 3 y 5 a presentar su oferta), debe elegirlas de entre las que figuran en el registro bien de su propia entidad, bien del estamento público al que pertenece (una empresa pública dependiente de un ministerio, por ejemplo, si no dispone de su propio registro irá a buscar al ROLECE; en cambio, una entidad dependiente de un gobierno regional accederá al registro de su comunidad autónoma, por ejemplo el RELI en Cataluña).<br>

Páginas: 1 2

Una de las dudas más frequentes es cuando encontramos un concurso y nos solicitan la clasificación empresarial por primera vez es que es necesario. Bueno la clasificación de contratistas del estado va dirigida a contratos de obras y servicios con unas cuantías mínimas. Aunque se puede presentar el caso de para importes inferiores que la soliciten. Lo que debemos tener en cuenta es que el plazo para obtenerla (teniendo toda la documentación preparada) desde la solicitud la ministerio de economía y hacienda es de 3-4 meses como mínimo. 

Por otro lado que necesitamos:

  • DNI de las personas que firman la solicitud
  • Escrituras de las empresas (de constitución, subsanación, ampliación de capital, cambio denominación social, etc,…)
  • Certificación de estar al corriente con hacienda y la seguridad social
  • Acreditación o documentación para acreditar la actividad de un determinado subgrupo en el caso de que sea necesaria.
  • Informe expedido por la Tesorería General de la Seguridad Social para cada una de las cuentas, en la actividad para la que se solicita clasificación de obras o servicios en las que la empresa está en situación de alta.
  • Certificado emitido por la Tesorería General de la Seguridad Social, en el que se indique el número anual medio de trabajadores empleados por la empresa durante los tres últimos años
  • Justificación de los medios materiales de la empresa.
  • Certificados de buena ejecución de los trabajos.
  • Acreditación de los medios financieros de la empresa (según el caso cuentas anuales, modelos 347, declaraciones de hacienda, etc…)

¿Que pasa si no puedo acreditar experiencia de los últimos tres años para servicios y de los últimos cinco años para obras?

En caso de no poder aportar experiencia hay que justificar que se cuenta con los recursos técnicos y medios suficientes para un determinado subgrupo. Es decir que la empresa tiene a su disposición o va a disponer de la maquinaria, equipos, personal técnico con experiencia, etc… necesarios con la documentación. En caso de maquinaría con facturas o contratos de alquiler, leasing, arrendamiento financiero.

Clasificación en casos especiales.

  1. Se entenderán como casos especiales de clasificación todos aquellos en los que no tenga aplicación directa la fórmula del indice de empresa, por no haber realizado la empresa en el último trienio trabajo alguno del tipo para el que solicita clasificación.
  2. En todos los casos especiales la procedencia de la clasificación será el resultado estimativo de las posibilidades que encierra la empresa para la ejecución del tipo de trabajo de que se trate, deducido del examen de los extremos siguientes:
    1. Experiencia del personal directivo y técnico en el tipo de trabajo que corresponda al subgrupo solicitado.
    2. Maquinaria y equipos de que disponga de especial aplicación al tipo de trabajo de que se trate.
  3. Una vez estimada la procedencia de la clasificación en el subgrupo solicitado, se determinará la categoría que le corresponde en el mismo, mediante aplicación de la fórmula del índice de empresa, fijando por apreciación el valor que debe adoptarse para el factor O representativo del máximo importe anual que se considera que puede actualmente ser ejecutado por la empresa en los trabajos de servicios del subgrupo.

¿Cómo se miden las “posibilidades” que encierra la empresa?

La empresa debe aportar en estos casos:

  • Relación detallada del personal de que dispone con experiencia en los trabajos del subgrupo (experiencia que puede haber adquirido dentro o fuera de su actual empresa).
  • Relación detallada de la maquinaria de que dispone de aplicación específica a los trabajos del subgrupo.
  • Una memoria detallada y cuantificada, con las referencias y justificaciones pertinentes (rendimientos reales, precios de mercado, etc.) de su capacidad de ejecución anual de trabajos del subgrupo, con los medios antes citados.
  • Acreditación documental de todo lo anterior.

 

¿Mucho lío? No se preocupe se lo gestionamos. Clic aquí

Hoy os presentamos un vídeo de la DGPYME que entra a explicar más en detalle el papel de las Sociedades de Garantía Recíproca (SGR) en la financiación de las PYMES, entre otras necesidades para el acceso al crédito en la participación en Concursos Públicos.

 

The video cannot be shown at the moment. Please try again later.

Modelos de Carta de Solvencia Económica y Financiera

Existen modelos distintos de documentos para demostrar la solvencia económica y financiera de nuestra empresa cuando nos presentamos a concurso público, y en algunos casos el mismo texto del anuncio o el pliego administrativo incluye un modelo (que en ocasiones es el que debe ser utilizado), aunque la mayoría giran entorno a lo que el artículo 75 del Texto Refundido de la Ley de Contratos del Sector (TRLSCP) detalla (sintetizado):

se puede demostrar la solvencia económica y financiera con uno o varios de los siguientes documentos:
A) Declaración de la entidad financiera o seguro de indemnización por riesgos profesionales
B) Cuentas anuales presentadas en el Registro Mercantil o el que corresponda. Si no se tiene obligación de presentar cuentas en ningún Registro, basta con los libros de contabilidad legalizados.
C) Declaración sobre el volumen de negocios (si hace falta el volumen de negocio en el ámbito correspondiente al objeto del contrato).

Aún así, como decía, en ocasiones la misma entidad adjudicadora facilita modelos, bien en el mismo texto del anuncio, bien en los pliegos del concurso o incluso en las normas de contratación de la entidad. Os presento algunos ejemplos:

Páginas: 1 2

Hoy tenemos una entrada de Joaquim Silvestre, de AVALIS DE CATALUNYA, SGR

¿QUE SON LAS SOCIEDADES DE GARANTIA RECÍPROCA Y QUE PUEDEN APORTAR A LAS PIMES LICITADORAS DE CONCURSOS PÚBLICOS?

Las Sociedades de Garantía Recíproca son Entidades Financieras, supervisadas por el Banco de España. Sin ánimo de lucro y ámbito de actuación específico, geográfico y en menor medida sectorial.
Funcionan como una Mutualidad, con exigencia legal de que la empresa avalada se convierta en socio de la S.G.R. y su objeto principal es facilitar el acceso al crédito de las PYMES mediante un único producto: El Aval.

Los avales pueden ser:
Financieros: Avales ante Banco y Cajas garantizando operaciones, bien de inversión, bien de circulante.
Económicos: Avales que respondan de obligaciones dinerarias, tales como anticipos de subvenciones, alquileres, etc.
Técnicos: Avales que respondan de obligaciones no dinerarias, tales como licitaciones.
La Sociedades de Garantía Recíproca no son una competencia directa de Bancos y Cajas, sino un complemento que facilita la fluidez del crédito, y de hecho los propios Bancos y Cajas suelen formar parte de las SGR en calidad de Socios Protectores.
En el caso concreto de empresas licitadoras de concursos públicos, como primer efecto relevante, el aval o la línea de avales que formalice con una SGR, hace que mantenga intacta su capacidad de endeudamiento, ya que complementa las líneas que la PIME tiene con sus Entidades habituales.

En la página de la Confederación Española de Sociedades de Garantía Recíproca, www.cesgar.es se encuentran los enlaces a todas las Sociedades de Garantía Reciproca de España por Comunidad Autónoma.

Son muchas las ocasiones en que los concursos públicos que encontramos en los boletines oficiales no incluyen los pliegos (de hecho, los boletines en versión PDF nunca incluyen los pliegos, solamente algunos boletines oficiales que publican también en versión HTML pueden incluir pliegos, y no siempre), por lo que hemos decidido explicar qué técnicas utilizamos en Licitaciones.es para localizarlos cuando se nos solicita.

En primer lugar debemos saber que los pliegos, tanto los técnicos como los administrativos, siempre estarán en el perfil del contratante de la entidad adjudicadora o bien en una plataforma de contratación (puede ser de la provincia, de la comunidad o del estado, según la licitación se haya publicado en uno u otro nivel).

A partir de aquí, cuando recibimos el texto del anuncio, lo primero que hay que averiguar es el nombre de la entidad adjudicadora. En ocasiones el mismo texto del anuncio incluye la dirección web de la entidad adjudicadora. Si no tiene la dirección, por lo menos debe contener el nombre de la entidad, y con eso podemos buscar en Google la dirección web de la entidad. Una vez en la página de la entidad adjudicadora, debemos buscar un apartado denominado perfil del contratante. Si realizáis éste ejercicio para distintas entidades, podréis comprobar que no hay un criterio único para localizar dicho apartado. La forma más rápida de localizarlo es buscando el mapa web de la página, y una vez allí presionando los botones CONTROL y F para que os aparezca un cuadro de diálogo donde deberéis escribir ‘perfil’, darle al botón ‘enter’ y eso os localizará el apartado más rápido que buscando visualmente.

Podréis ver que el perfil de contratante varía de una entidad a otra, pero en muchas ocasiones subdivide los anuncios en licitaciones en plazo y concursos adjudicados, y dentro de éstos, por tipo de contrato (obras, servicios o suministros). Una vez hemos llegado aquí no nos queda más que buscar manualmente el título del anuncio (es decir, ir leyendo los títulos de todos los concursos públicos hasta encontrar el que buscamos o con el CONTROL+F).

Existe otra opción, aunque generalmente va a llevar a tener que hacer los pasos que antes hemos descrito: llamar directamente a la entidad adjudicadora (en muchas ocasiones en el texto del concurso público encontramos un teléfono), pedir por la persona que gestiona el concurso, y preguntarle si nos puede hacer llegar los pliegos, puesto que no hemos sido capaces de encontrarlos. Posiblemente os diga que busquéis en el perfil del contratante, pero también podría ser que os los envíe por email.
Cuando tengáis localizado el título del anuncio, tendréis que entrar en el mismo, y ahí encontraréis (presuntamente) toda la documentación que la entidad haya publicado: pliego técnico, pliego administrativo, modelos de solvencia económica y financiera, de personal a subrogar, anexos, manifiestos de interés, clasificación exigida y otros documentos que se pueden requerir para la presentación de ofertas.

Hace unos días tuve la oportunidad de preparar, junto a Marcel Medina, CEO de Aztive Mobile, una oferta que encontramos en licitaciones.es para un concurso que encajaba en su línea de negocio, la contratación del servicio de envío de SMS, aunque también hacen pasarelas de pago móvil, y me gustaría compartir con todos los lectores los pasos que realizamos, los errores que cometimos, y las conclusiones que sacamos de la experiencia.

Antes que nada, dejar claro que ninguno de los dos había preparado ofertas para concursos públicos antes, por lo que se trataba de una novedad para ambos.

Encontrar el concurso público

Puesto que Aztive no tiene puesto el foco de trabajo en los concursos públicos, Licitaciones.es fue clave en detectar el concurso, sobretodo por el hecho que el concurso fue publicado en el perfil del contratante de fsc-inserta (http://www.fsc-inserta.es) y por lo tanto era complicado de encontrar.  En nuestra contra jugó que al no tener puesta una alerta, detectamos el concurso casi ‘por casualidad’, y solamente tuvimos 5 días para preparar la documentación; tiempo a todas luces insuficiente cuando se trata del primer concurso (ahora estoy seguro que en 2 o 3 días podemos preparar otra oferta, pues ya tenemos toda la documentación ‘administrativa’).

Páginas: 1 2 3

Seo